El Oscar de Casey Affleck, ¿es problemático?


Después de varias horas de tensión y momentos engorrosos, la 89 Entrega de los Premios de la Academia se llevó con éxito… bueno, fue mejor de lo que se esperaba.

Claro, el momento de la noche se lo llevó el error de Faye Dunaway y Warren Beatty al declarar a La La Land como la ganadora a Mejor Película del Año, cuando en realidad la presea era para Moonlight.

Memes - Oscar

Esto ha causado una explosión en redes sociales, además de que los memes no se hicieron esperar.

Sin embargo, hay otro escándalo que dista mucho de ser gracioso y que ha hecho que parte de la población se sienta sumamente indignada.

Entre los que se llevaron la estatuilla dorada a casa, se encuentra el ganador a Mejor Actor tanto en los Oscar como en los Globos de Oro, Casey Affleck; quien deslumbró al mundo con su increíble trabajo en Manchester by the Sea.

Considerado como el favorito para llevarse la presea, Affleck subió emocionado al podio donde una más que apática Brie Larson le entregó el codiciado premio. Pero al momento de que las cámaras enfocaron el rugido del público para Affleck, la nueva estrella del Universo Fílmico de Marvel no aplaudió:

Obviamente, esto ha causado la confusión de muchos, aunque esta no es la primera vez que la Srta. Larson recibe con semejante indiferencia a Affleck:

Pero, ¿cuál es el problema?

Cuando se anunció la nominación de Casey en varios de las más prestigiosas entregas de premios, se dieron a conocer dos demandas por “alegación de violación y acoso sexual” en contra de Affleck en el año 2010.

La primera demanda vino de parte de la cineasta polaca, Magdalena Górka, quien conociera a Casey durante la filmación del documental “I’m Still Here”, que cuenta la historia del actor Joaquin Phoenix al pasar de actor a cantante de Rap.

Al ser la única mujer en la producción, Górka alega que desde un principio el acoso se hizo presente, siendo Affleck uno de los mayores involucrados. Propuestas indecorosas y la constante presión para acostarse con Antony Langdon, asistente de cámara y amigo de Casey, fueron algunos de los acosos que la cineasta polaca tuvo que soportar.

Magdalena Górka

Pero la gota que derramó el vaso, fue durante la filmación en Nueva York, donde Casey ofreció su hogar para que los miembros de la película descansaran. Affleck le ofreció su cama para que durmiera, diciéndole que el se quedaría en el sofá.

Pero en medio de la noche, Górka despertaría abrazada por Affleck, quien en sus palabras, olía a alcohol:

“Affleck tenía su brazo alrededor de ella, acercándola a su cara. Górka se levantaría repugnada al no saber en donde la había tocado Affleck mientras dormía.” Se lee en la demanda.

Górka abandonó la producción al día siguiente, pero la productora Amanda White la convenció de acabar el proyecto, a pesar de que ella también presencio el acoso de Affleck y de Antony Langdon.

“Durante el curso de la producción, Langdon realizó varios avances sexuales hacia Górka en presencia de White, Affleck y Phoenix. Górka fue acosada por Langdon casi de manera diaria. Langdon continuamente hablaba del tamaño de su pene, preguntaba si Górka quería salir con él; y discutía actos sexuales explícitos. A pesar de que Górka se quejó de los constantes abusos, fue forzada a seguir trabajando con Langdon.”

Junto a White, Górka levantó una denuncia en 2010 en contra de Affleck.

Al final del día, el asunto fue resuelto afuera de la corte con un acuerdo de más de dos millones de dólares para las afectadas.

Pero lo que le pone la cerecita al pastel, es que el director del filme independiente The Birth of the Nation (2016), Nate Parker; quien era considerado como la esperanza de los cineastas afroamericanos; fue hecho a un lado tanto por los Oscar como las productoras, debido al escándalo de una demanda por violación en 1999.

Nate Parker

Esto, lo único que ha hecho es echarle más leña al fuego sobre el racismo en los Oscar, ya que Parker se ha convertido en una de las personas más repudiadas en Hollywood, mientras que Casey sigue recibiendo elogios por gran parte del mundo del cine.

Claro, hay que recalcar que en el caso de Affleck todo quedo en meras acusaciones y hasta el día de hoy, el actor y sus publicistas niegan vehemente estas acusaciones.

Es así, que Affleck se une al club de personas como Woody Allen, quien ha sido acusado en numerosas ocasiones de acoso y abuso sexual. Y como olvidar al legendario director Roman Polanski, quien no puede poner un pie en los Estados Unidos ya que de hacerlo, sería aprendido al momento por la violación de Samantha Geimer en 1977, quien además era menor de edad (13 años).

Roman Polanski

Todo esto ha llevado a varios a hacerse la pregunta: al momento de premiar a alguien, ¿se debe de separar su vida personal del trabajo?

La premiación de Affleck es considerada por muchos como un retroceso en Hollywood y un testamento a que la misoginia continúa a todo lo que da en el mundo del cine.

Como lo explicamos en un párrafo anterior, Brie Larson quien saltara a la fama con la película The Room (no, no la de Tommy Wiseau), que nos habla de la historia de una sobreviviente de violación; se ha visto en la incómoda situación de entregarle un premio en dos ocasiones a Affleck.

“Durante la temporada de premios, Brie Larson, quien protagonizó una película acerca del abuso sexual; tiene que darle un premio a Casey Affleck.”

En fin, ¿realmente esto habla sobre la realidad de la mujer en Hollywood?, ¿o simplemente están premiando el trabajo de alguien, más allá de su vida privada?



http://www.sopitas.com/726424-casey-affleck-oscar-controversia-acoso-sexual/