El futuro del autotrasplante de órganos sexuales


Un equipo de científicos afirman que en cinco años estarán preparados para implantar penes cultivados en laboratorio, según informa The Guardian. Este experimento está pensado para ser probado en personas que han perdido su miembro por defectos en la gestación o el nacimiento, accidente, cáncer o demás asuntos. El equipo busca la aprobación de la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos para llevar a cabo las pruebas en humanos.

Esta no es la primera vez que este equipo, dirigido por Anthony Atala, del Instituto Wake Forest de Medicina de Regenerativa de Carolina del Norte, ha construido órganos humanos para trasplantarlos. El mismo equipo ha creado una uretra y una vagina y ha probado que son funcionales. Al igual que las uretras y las vaginas cultivadas en laboratorio, estos penes artificiales se crean a partir de muestras de las propias células de los pacientes (lo que significa que requiere de una biopsia de un pene existente, lo que lamentablemente significa que este trasplante no funcionará para aquellos hombres transexuales que quieren un nuevo órgano).

La idea básica para el asentamiento de esta práctica es que, al ser células del propio organismo, el sistema inmunitario no rechazará el trasplante. Queda por ver, sin embargo, la funcionalidad que tendrá el miembro, ya que no se sabe si podrá tener erecciones o incluso tener descendencia.

El equipo ha realizado con éxito 12 trasplantes de miembros viriles en conejos, según informa The Guardian. Después de la cirugía, los animales trataron de aparearse cuando se les juntó con varias hembras en una jaula; ocho de ellos pudieron eyacular y engendraron cuatro conejos bebés. Sin embargo, extrapolar esta cirugía a la anatomía humana es complicado.

 




http://www.nosabesnada.com/noticias-investigacion/85155/85155/