“Dreamer” ofrece aventón y es detenido, lo acusan de tráfico de inmigrantes


El temor de una inminente deportación crece entre los jóvenes mexicanos que residen en Estados Unidos. Aunque las autoridades norteamericanas aseguran que no habrá redadas masivas  y el blanco principal serán aquellos inmigrantes con antecedentes criminales, lo ocurrido al “dreamer” Jesús Alonso Arriola Robles augura que las detenciones serán arbitrarias y poco valdrá estar bajo  la protección de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Una probadita del trato que recibirán los “dreamers” en la era Trump lo ofreció Daniel Ramírez, quien fue arrestado injustificadamente y, con ello, su estancia en Estados Unidos peligra. Aunque sin antecedentes penales y acogido por el programa DACA, los señalamientos de pertenecer a una pandilla lo hacen susceptible de ser deportado.

Mismas condiciones de Jesús Alonso Arriola Robles, de 22 años, quien fue detenido y aunque esta protegido por el DACA y no contar con historial delictivo, podría ser deportado. Su error: dar “aventón” a un amigo para recoger a un familiar en San Diego. También “dreamer”, Arriola fue aprehendido desde el 12 de febrero por agentes de la Patrulla Fronteriza, quienes lo acusan de tráfico de indocumentados al detectar que su compañero no contaba con documentos para estar de manera legal en Estados Unidos.

“No hagas cosas buenas que parezcan malas”

La familia de Arriola reconoce que el joven aceptó 500 dólares a cambio de llevar a su amigo de Los Angeles a San Diego. Sin embargo, argumentan que Jesús Alonso desconocía que su compañero fuera indocumentado. Los padres del ahora detenido son residentes legales, mientras que la identidad del acompañante se desconoce.

Algo que ha llamado la atención de la defensa del “dreamer” han sido los constantes traslados a diferentes centros de detención. Algunos de ellos, sin dar conocimiento a sus familiares. Supuestamente, el motivo de su movilidad es la sobrepoblación que se vive en dichos centros de detención.

Dado lo anterior y que las autoridades migratorias se negaron a precisar la localización de Arriola, el abogado Joseph Porta adelantó que pedirá la libertad bajo fianza de su cliente, así como su traslado a un centro de detención cercano a donde fue detenido.

Como se ve la situación, seguramente casos como éste se harán más comunes. Lo ocurrido a Ramírez y Arriola sólo es un adelanto del nivel de gandallez de la política migratoria de Trump.



http://www.sopitas.com/724893-dreamer-ofrece-aventon-detenido-lo-acusan-trafico-inmigrantes/