Dijo a 2 amigos de su hija que la ayudaran a darse una ducha. Luego, la niña vivió su peor pesadilla


Tienen entre 16 y 17 años.

Como muchas personas de su edad, la hija de Jaimie Ayer decidió hacer una fiesta en su casa para compartir con sus compañeros de secundaria. Quería pasarlo bien, escuchar música, bailar, y hacer todas las actividades propias de una fiesta. Jamás pensó que esta terminaría dándole a la policía las razones para arrestar a su madre.

Una semana luego de haber realizada la fiesta, la policía recibió una llamada anónima en que acusaban a Jaimie Ayer, mujer de 40 años del condado de Manatee, Florida y madre de la estudiante que había dado la fiesta, de haber proporcionado alcohol a los jóvenes de la fiesta y de haber intimado con varios de ellos.

Así, según informó Infobae, las autoridades arrestaron a Ayer el 18 de enero y comenzaron la investigación para dilucidar qué había ocurrido en la fiesta. En un principio se descubrió que la madre habría atraído hasta su habitación a dos de los invitados bajo la excusa de que la ayudaran a darse una ducha, a lo que procedió a realizarles sexo oral. Luego de mayores investigaciones, se reveló que había sido cinco los invitados involucrados en el hecho, todos de la edad de 16 y 17 años.

Según se justifica Ayer, se encontraba completamente intoxicada en el momento de los hechos.



http://www.upsocl.com/mundo/dijo-a-2-amigos-de-su-hija-que-la-ayudaran-a-darse-una-ducha-luego-la-nina-vivio-su-peor-pesadilla/