Dicen que el amor engorda. Pues una hormona relacionada con enamorarnos hace todo lo contrario


¡Otra “excusa” para amar mucho!

Cuando nos enamoramos el cielo se ve más azul, la comida sabe mejor, todo nos recuerda a nuestra pareja y a veces sentimos que andamos con una sonrisa idiota por la vida. Nos sentimos más felices y hasta gozamos de más energía. Enamorarse tiene numerosos efectos positivos en nuestra salud.

Uno de ellos podría ser ayudarnos a bajar de peso más fácilmente si es que estamos peleando con la balanza.

De acuerdo a la revista Cosmopolitan, cuando nos enamoramos aumentan nuestros niveles de serotonina, una hormona asociada directamente con la felicidad.

Y de acuerdo a un estudio de la revista científica Nature Communications, cuando la serotonina aumenta nuestro cerebro produce una señal para que las células de nuestro intestino conviertan la grasa en combustible. Esto quiere decir que quemamos grasa más fácilmente.

Si no estás en pareja, hay otros mecanismos que nos ayudan a producir serotonina: tomar sol, hacer ejercicio y llevar una vida más sana.

Por supuesto que hay muchos factores que influyen en nuestras alzas o bajas de peso, como nuestra alimentación, metabolismo, si hacemos ejercicio e incluso el medio ambiente.

Si quieres perder (o aumentar) de peso, lo mejor es que consultes a una nutricionista. Sin embargo, ¡para amar no hay recetas!



http://www.upsocl.com/relaciones/dicen-que-el-amor-engorda-pues-una-hormona-relacionada-con-enamorarnos-hace-todo-lo-contrario/