¿De dónde proceden los pelirrojos?


A lo largo la historia los pelirrojos han sido objeto de todo tipo de supersticiones y leyendas urbanas. De misma la forma, por el hecho de ser diferentes, han sido marginados y perseguidos. Sin embargo, a pesar de que han sido maltratados durante cientos de años, somos muy pocos los que conocemos su procedencia. De hecho, la mayoría creemos que su origen se sitúa en Escocia o Irlanda. Nada más lejos de la realidad.

Raíces africanas

Recientemente, la Universidad del País Vasco ha llevado a cabo una investigación con el objetivo de arrojar un poco de luz acerca del origen de los pelirrojos. Sus resultados, que fueron publicados en la revista Molecular Biology and Evolution, evidenciaron que el gen responsable del color rojizo del cabello, el V60L, ya se encontraba en los emigrantes africanos hace 50.000 años.

Cuando el Homo sapiens abandonó África y tuvo que adaptarse a otros climas menos soleados, se produjo una mutación en uno de los genes encargados de regular la síntesis de la melanina, el gen MC1R. Esta mutación, la mencionada V60L, favorece la decoloración de la piel. Aunque una piel clara y pecosa incrementa el riesgo de padecer melanoma, en los sitios donde la incidencia de la luz solar es más baja, supone una ventaja: favorece la síntesis de vitamina D, que es muy importante para la correcta mineralización de los huesos y el desarrollo del esqueleto. La síntesis de esta vitamina requiere luz solar y la melanina dificulta su absorción. De modo que cuanto más oscura sea una piel oscura mayor cantidad de radiación solar necesita para fabricar vitamina D. De hecho, en el norte de Europa, las personas con la piel más oscura tienen a menudo un déficit de esta vitamina.

El hecho de que este gen existiera hace 50000 millones de años, refuta la teoría de que los pelirrojos proceden de Escocia o Suecia, ya que los primeros pobladores de estos países llegaron hace 10000 años, justo después de la era de hielo.

La pigmentación del cabello

El color del cabello depende del tipo y cantidad de pigmento que fabriquemos. Los humanos tenemos dos tipos de melanina, la eumelanina y la feomelanina. La eumelanina confiere un color castaño o moreno y la feomelanina rojo o naranja. De este modo, cuanto mayor sea la concentración de eumelanina, más oscuro será el cabello. De la misma forma, cuanto menor sea la concentración de eumelanina más rubio será el cabello.

El gen V60L inhibe la producción de eumelanina, así que las personas que lo portan sólo pueden fabricar feomelanina, siendo, como resultado, pelirrojas.

Pelirrojos en el mundo

El porcentaje de pelirrojos a nivel mundial es, de media, un 2%. Un 4% es portadora de la mutación V60L aunque, por ser recesiva, no se manifiesta. Ahora bien, estos datos cambian nos situamos en Escocia, donde el 13 % de su población es pelirroja y casi la mitad (el 40%) sería portadora de la variante recesiva. El segundo puesto del ránking lo ocupa Irlanda, con un 10% de pelirrojos y un 46% de portadores de la variante V60L. Estos datos explicarían por qué se cree que los pelirrojos proceden de Irlanda o Escocia.

También en el Rif, al norte de Marruecos, un 10% son pelirrojos. Este porcentaje asciende al 17 si se incluye el cabello de la barba. Sorprendentemente, los rifeños muestran un alto porcentaje de población rubia y piel blanca, teniendo más de la mitad de los adultos estas características.

¿Se extinguirán los pelirrojos?

En los últimos años los medios difundieron que los pelirrojos acabarían extinguiéndose. El genetista Adam Rutherford desmintió este peligro en el periódico británico The Guardian, donde atribuyó el error a la interpretación de gen recesivo.
Es cierto que el gen v60l es recesivo, sin embargo, eso no significa que su destino sea extinguirse. Si los genes recesivos estuvieran condenados a extinguirse, en el futuro todos los humanos seríamos morenos (los rubios también se extinguirían), algo que sin duda sería una desventaja en los países del norte:

Las personas cuya piel es morena necesitan exponerse a una radiación solar muy alta para fabricar vitamina D. Con ello las personas morenas del norte de Europa tienen a menudo déficit de esta vitamina. La vitamina D es muy importante para la correcta mineralización de los huesos y el desarrollo del esqueleto, siendo necesaria para el crecimiento. Su deficiencia puede dar lugar a la aparición de raquitismo, una enfermedad propia de la infancia caracterizada por deformaciones en los huesos y debilidad general. Debido que afecta al crecimiento, da como resultado un desarrollo insuficiente que disminuye las probabilidades de dejar descendencia.

Y si nos situamos en un clima más templado, como el sur de Europa, los portadores del gen v60l estarían más predispuestos a contraer melanoma. Sin embargo, el melanoma es una enfermedad que aparece en la época post reproductiva, de modo que no afecta a la reproducción.

En definitiva, la evolución favorece despigmentación a costa de un mayor riesgo a padecer melanoma, así que la supervivencia de este color tan peculiar no parece estar en peligro.

Sobre Aixa

Licenciada en biología. Encargada de redacción, supervisión, coordinación



http://www.nosabesnada.com/otras-curiosidades/85357/de-donde-proceden-los-pelirrojos/