Cuando terminó de servir al país, decidió adoptarlo. Fueron mejores amigos hasta su último suspiro


“Lo sostuve en mis brazos todo el tiempo. Nunca había llorado tanto en mi vida”.

Se conocieron en 2012 cuando fue enviado a Kirguistán como soldado de la Fuerza Aérea de Estados Unidos. Cuando la misión terminó, el soldado Kyle Smith decidió adoptar al perro que lo acompañó durante todo el tiempo que estuvo sirviendo a su país. A través de los meses se hicieron inseparables, lo que hizo que la adopción fuera un paso que se dio de forma natural. 


Kyle Smith

Desde el minuto en que Bodza, el adorable pastor alemán, se convirtió en su amigo y no en su compañero de combate, Kyle prometió mantenerse a su lado hasta el último minuto de su vida. Alrededor de 4 años estuvieron juntos hasta que a Bodza le detectaron una enfermedad degenerativa a la médula espinal. 

Cuando el perro comenzó a manifestar los incesantes dolores que le originaba la enfermedad, Kyle decidió poner fin a la miserable vida que llevaba en aquel momento a causa del síndrome incurable. Con la recomendación de los veterinarios, el soldado que hoy se desempeña como instructor de perros militares, decidió sacrificarlo. 


Inside Edition

Inside Edition

Inside Edition

“Lo sostuve en mis brazos todo el tiempo. Nunca había llorado tanto en mi vida. Yo lo sujeté durante todo el tiempo, mientras le decía lo mucho que lo iba a echar de menos”.

El emotivo momento fue presenciado por sus superiores, quienes tras ser alertados de la situación concurrieron de forma inmediata al recinto en donde se encontraba el perro. Allí, todos concordaron con que el animal debía ser cubierto con una bandera y que su despedida debía conmemorar al héroe que fue al luchar por su país.

Descansa en paz Bodza. 


Kyle Smith



http://www.upsocl.com/verde/cuando-termino-de-servir-al-pais-decidio-adoptarlo-fueron-mejores-amigos-hasta-su-ultimo-suspiro/