Creímos que no corrían peligro, hasta que el dueño de Gucci decidió comprar una granja de serpientes


Las cifras actuales indican que al menos 500 mil pieles de serpientes son exportadas desde el sudeste asiático anualmente.

Como si el cambio climático o las acciones del ser humano especialmente de la industria de la moda, no estuvieran arremetiendo demasiado contra la existencia de los animales, hay quienes que  incansablemente buscan su extinción. Ya sea por moda, abrigo o simple vanidad, más y más animales mueren por aquellos que buscan experimentar sus pretensiones en el abuso de otros, en este caso de aquellos que no tienen opción alguna de frenar la matanza que se lleva a cabo contra ellos.


Autor desconocido, ayúdanos a encontrarlo

A pesar de que el uso de piel de serpiente sea completamente insostenible y poco estético, son muchas las celebridades, mayoritariamente, quienes están completamente seguros que serán el último grito de la moda al fomentar la venta de carteras, pantalones o cualquier accesorio ejecutado a raíz de piel de serpientes que son degolladas vivas.

Esta vez, Kering el dueño del holding de firmas de moda que integra Gucci, Puma, Yves Saint Laurent y muchas otras icónicas casas de moda, ha decidido comprar una granja de serpientes pitón en Tailandia, con el fin de asegurarse que éstas sean tratadas de forma ética antes de que sean asesinadas y despojadas de sus pieles.

Todo esto busca ser parte de la estrategia de sustentabilidad proyectada para el año 2025, la cual pretende reinventar la marca y la compañía y convertirla en un negocio sustentable y “eco-friendly”. No sé realmente si intentan reírse en nuestras caras, pero este tipo de prácticas o el hecho de asesinar a un ser vivo para luego venderlo como accesorio, está a años luz de ser una práctica que beneficie a los animales.

Una de las encargadas de la marca, Marie Claire Daveu explicó a The Guardian que la decisión busca como fin único el preocuparse del desarrollo y estilo de vida de las serpientes pitones que son utilizadas para la producción de artículos de la marca. Además de mencionar que busca acabar con el comercio ilegal de esta especie.

“Esto es una decisión de largo plazo para desarrollar un negocio sustentable y responsable de las pieles de pitón. Tomará tiempo asegurarse que este proceso se lleve a los más altos estándares”.

“¿Puede la sustentabilidad ser sexy?” ¿ES EN SERIO?

“No queremos remover estas preciosas pieles de nuestros productos, pero sí queremos estar seguros que esa piel no destruyó otras especies. Entonces si la serpiente proviene de una granja, nos aseguramos del origen”.

No tengo certeza realmente sobre que puede llegar a ser más irrisorio o ridículo: el hecho de que una empresa difunda mundialmente que le entregarán las mejores condiciones a las serpientes que posteriormente serán asesinadas para convertirse en zapatos, o quienes lucen, visten o llevan a una serpiente muerta sobre sus hombros como si fuera un verdadero trofeo. 

Las cifras actuales indican que al menos 500 mil pieles de serpientes son exportadas desde el sudeste asiático anualmente. ¡¿HASTA CUÁNDO!?



http://www.upsocl.com/mundo/creimos-que-no-corrian-peligro-hasta-que-el-dueno-de-gucci-decidio-comprar-una-granja-de-serpientes/