Crean el primer híbrido entre un humano y un cerdo


El día 26 de enero un grupo de científicos anunció un logro que permitiría hacer frente a la gran escasez de donantes de órganos. La gran noticia, no exenta de polémica, fue que habían conseguido crear con éxito el primer híbrido entre un humano y un cerdo. El objetivo de su trabajo es poder desarrollar, dentro de un animal, órganos aptos para humanos.

El equipo internacional de investigadores dirigido por el Instituto Salk ha demostrado que las células humanas pueden introducirse en un cerdo, sobrevivir e incluso crecer. De esta forma el equipo ha creado algo que hasta hace poco estaba fuera del alcance de la ciencia: una quimera, es decir, un organismo que contiene células de dos especies diferentes.

Hace unas décadas, con el descubrimiento de las células madre (células capaces de producir cualquier tipo de tejido corporal), los científicos auguraron un futuro muy prometedor. Las células madre podrían utilizarse para crear órganos y tejidos y permitirían tratar muchas enfermedades incurables. Sin embargo, convencer a esas células para que desarrollaran tejidos y órganos específicos resultó ser mucho más difícil de lo que se creía. El error fue intentar reproducir dichos órganos en placas de Petri. Algunas veces las células madre no lograban sobrevivir. Otras veces sobrevivían y se desarrollaban, pero daban lugar a órganos deformes. Finalmente consiguieron desarrollar órganos idénticos a los humanos, sin embargo, tampoco eran aptos para ser trasplantados, puesto que no eran funcionales.

Juan Carlos Izpisua Belmonte, quien formó parte del estudio, lo compara con duplicar una llave, “pueden parecer idénticas, pero al llegar a casa, la copia no abre. Algo estábamos haciendo mal”.

El gran descubrimiento de las células madre se completó hace poco, cuando los científicos decidieron cambiar de enfoque e incubar los órganos en animales. Puede sonar extraño, pero resultó ser una forma ingeniosa de solventar un amplio abanico de problemas biológicos con órganos incubados en placas de Petri.

¿Cómo han conseguido crear híbrido entre un humano y un cerdo?

Para formar el híbrido los científicos del instituto Salk inyectaron células madre humanas en embriones de cerdo. El objetivo era que las células madre pluripotentes inducidas dieran lugar a ojos, corazón o páncreas humanos. En esos embriones de cerdo se eliminaron los genes involucrados en el crecimiento de dichos órganos. Luego, rellenaron esos huecos con su equivalente en genes humanos. El resultado fue una quimera, concretamente, un embrión de cerdo con los tejidos predecesores de los ojos, corazón y páncreas humanos. Posteriormente, los embriones fueron trasplantados en una cerda, donde se desarrollaron exitosamente, incluidos los órganos humanos (ojos, corazón y páncreas). La dinámica del desarrollo del material humano fue monitoreada con ayuda de una proteína fluorescente.

Los científicos estudiaron el desarrollo de los órganos durante tres o cuatro semanas, tiempo suficiente para evitar problemas éticos y entender cómo se mezclan las células de cerdo y humanas.

Estos experimentos no se pueden financiar con fondos públicos en EEUU (hasta el momento, el equipo de Salk ha dependido de donantes privados para el proyecto quimera). Además, la opinión pública también ha obstaculizado la creación de estos híbridos parte humanos parte animales. Según Jun Wu, autor del estudio, deberíamos mirarlos desde otro punto de vista, el mismo con el que las antiguas civilizaciones miraban a las quimeras que aparecen como seres mitológicos (por ejemplo los híbridos de aves y humanos que conocemos como ángeles):

“Las antiguas civilizaciones creían que la forma quimérica podía proteger a los seres humanos”, explica. En cierto modo, eso es lo que el equipo espera que los híbridos humano-animales hagan algún día.

Sobre Aixa

Licenciada en biología. Encargada de redacción, supervisión, coordinación



http://www.nosabesnada.com/noticias-investigacion/85186/crean-el-primer-hibrido-entre-un-humano-y-un-cerdo/