Conozcan los momentos más recordados en la historia de los Premios Oscar


Cuando vemos una película en el cine, no sólo estamos comiendo palomitas o matando el tiempo. También estamos mirando una historia que bien podría quedar grabada en nuestra memoria y corazón por el resto de esta vida.

¿Qué es lo que nos impulsa a hablar de todo esto? Obviamente se trata del evento que llegará a nosotros el próximo domingo: la celebración de los Premios de la Academia. Esta ceremonia y todos sus espectadores han sido testigos de muchos momentos que han pasado a la historia; varios que han sido reconocidos por dejarnos ver un aspecto del ser humano y su entorno, que encajan perfectamente en esa línea que divide la realidad de lo ficticio.

Algunos tal vez no conozcamos a detalle el trabajo que llevó a más de un individuo a la fama; aquel que fue reconocido por la Academia de Ciencias y Artes Cinematográficas gracias al poder de cada una de sus escenas. Por eso es que nos dimos a la tarea compartir una breve lista de los momentos que quedaron guardados en la historia de los Premios Oscar debido a su gran valor en el rubro del cine.

El Oscar Honorario de Charlie Chaplin

“El humor aumenta nuestro sentido de supervivencia y preserva nuestra cordura”, fueron las palabras con las que introdujeron a Charlie Chaplin durante los Premios Oscar de 1972. Este hombre siempre será conocido en la historia como aquel que tenía el talento de poner una sonrisa en el rostro de la gente; aún en tiempos difíciles.

Después de haber pasado 20 años en Europa, él regresó a Norteamérica en 1972 para recibir una ovación de 12 minutos. Sin duda un momento conmovedor en la historia de estos premios, creado por uno de los personajes más icónicos en el mundo del cine.

Miep Gies en la ceremonia de 1996

En 1995, John Blair Jr. dirigió un documental de 122 minutos llamado Anne Frank Remembered, que básicamente narraba sucesos de la vida de la chica cuyo diario se convirtió en una historia reconocida a nivel mundial. Sobra decir que este fue premiado con la estatuilla de oro al Mejor Documental (largometraje) por lo increíble de su contenido, pero créannos cuando les decimos que hay un detalle que no muchos conocen.

Durante la premiación de 1996, el mismo John Blair Jr. sorprendió a todos cuando llevó al estrado a Hermine “Miep” Santrouschitz-Gies, la mujer que dio refugio a la familia de Anne Frank durante la ocupación de Ámsterdam por los nazis entre 1942 y 1944.

Louise Fletcher y el mensaje a sus padres

Cuando un actor o actriz sube al escenario para recibir una estatuilla, generalmente da las gracias a todas las personas que hicieron posible tal honor. Pero una celebridad a quien se recuerda con mucho cariño por su discurso de agradecimiento, es Louise Fletcher, la ganadora del Oscar a Mejor Actriz por su papel en One Flew Over the Cuckoo’s Nest.

En la ceremonia 1976, ella no sólo demostró su amor hacia el público con un par de bromas y agradeció a las personas con quienes trabajó; también dedicó unos segundos de su discurso a sus padres sordos por medio de señas. Es un momento breve, pero bastante bello y emocional.

Roberto Benigni celebrando con gran alegría

Quienes hayan visto alguna vez Life is Beautiful, saben que es una película capaz de provocar un revoltijo de emociones en el corazón. El simple hecho de ver todas las circunstancias por las que atravesó Robert Beningni con su papel de Guido, es suficiente para hacernos valorar la vida y a la vez partirnos el alma.

Uno de los momentos más recordados en la historia de los Premios Oscar, es aquel en el que Benigni gana el premio a la Mejor Película en Lenguaje Extranjero. Nuestro muchacho no contuvo la emoción y se subió a las butacas después de que su nombre es mencionado, contagiando a todo el mundo con su energía y alegría.

El mensaje de Marlon Brando

En 1973, Marlon Brando rechazó su Premio de la Academia al Mejor Actor que se ganó por su papel en The Godfather. ¿La razón? más que nada por su descontento ante el trato que la industria del cine daba a la pequeña comunidad de nativos americanos que existía en esos días.

Brando odiaba el hecho de que los actores fueran usados como extras, reemplazados en las películas y además, faltados al respeto. Por eso, durante la edición número 45 de los galardones, decidió boicotear la ceremonia enviando a una joven actriz llamada Sacheen Littlefeather, quien leyó una carta que expresaba sus razones para no aceptar el premio.



http://www.sopitas.com/725180-conozcan-los-momentos-mas-geniales-la-historia-los-premios-oscar/