Conozcan a Cacao, el gato que recorrió más de 600 kilómetros para no morir


Dicen que los gatos son de un solo lugar, y que de ahí no salen más. Que para ellos el hogar es más importante que sus dueños. Puede que sea cierto, pero al menos yo no lo creo así, sobre todo después de escuchar la historia de Cacao y sus poco tradicionales padres adoptivos que le salvaron la vida cuando él apenas tenía 6 semanas de edad.

980x (5)

Tricia Mitchell y su marido paseaban por el mercado de Lviv en Ucrania cuando vieron a un hombre llevando a un pequeño gatito negro hacia el basurero.

Fue amor a primera vista así que, sin pensarlo dos veces, decidieron adoptar a ese pequeño.

980x (3)

 

 

“Alegremente imaginé que él lo llevaría (al gato) como una sorpresa a alguien jubilado de su familia. En cambio, el hombre caminó detrás de los contenedores de basura de color gris acero y dejó caer el gatito en una pila de hojas mixtas y basura”

-Tricia Mitchell-

El único gran problema es que Tricia y su marido son viajeros frecuentes y han recorrido más de 60 países durante los últimos años, viendo a una gran cantidad de animales domésticos sin hogar; sin embargo, esa fue la primera vez que sintieron que debían adoptar a uno.

“Como nómades que somos, no estábamos en condiciones de convertirnos en los dueños del pequeño, pero tampoco podíamos dejar el gatito en la calle”

-Tricia Mitchell-

Tricia y su marido se llevaron al pequeño a casa y contrataron a un veterinario para que lo viera. Fue así como se enteraron de que el pequeño tenía cerca de 6 semanas de edad. Se encargaron de sus vacunas y tratamientos de pulgas y la eliminación de parásitos.

980x (1)… Y le pusieron de nombre Cacao

Sin embargo, la naturaleza nómade de los dueños de Cacao hizo que decidieran llevarlo a la casa de los padres de Tricia, en Alemania donde tendría un buen y amplio hogar con todas las necesidades que requería un gato. A su vez, la idea es que alguien pudiera adoptar al pequeño tiempo después.

Cacao consiguió su propio pasaporte y viajó más de 600 kilómetros hasta Alemania, en compañía de sus dueños.

Al viajar, tanto Tricia como su marido descubrieron que a Cacao le encantaba viajar:

“Cacao era un fantástico compañero de viaje, y para él, se trataba de un buen deporte teniendo en cuenta que estábamos siempre en movimiento. Durante el tiempo que pasamos en el interior de los autobuses, tranvías y taxis, Cacao solía mirar hacia fuera de nuestras manos protectoras, provocando sonrisas en los viajeros.”

-Tricia Mitchell-

980x (2)Finalmente llegaron a Alemania, y no pasó mucho tiempo para que Cacao encontrara a un nuevo dueño.

Tricia tiene un blog y una de sus lectoras, Claudine, leyó sobre Cacao y se convenció de que debía adoptarlo.

Cacao ahora vive en Suiza y es amante de todo lo relacionado con su nueva vida. Vive en un hogar con cuatro seres humanos y 5 gatos, y él es el auténtico príncipe de la casa.
980x 

Nueve meses después de su adopción, la pareja que lo salvó tuvo el placer de visitar su nuevo hogar.

“Él saltó a mi regazo, me miró a los ojos, y extendió sus brazos en mis hombros. Su nuevo propietario, Claudine, estaba seguro de que se acordó de nosotros. No dejaba de mirarnos como diciendo: ‘Yo los recuerdo chicos. ¿Vamos por una nueva aventura?’”

-Tricia Mitchell-

980x (4)



http://www.upsocl.com/verde/conozcan-a-cacao-el-gato-que-recorrio-mas-de-600-kilometros-para-no-morir/