Conoció al amor de su vida en Tinder. Días antes de casarse se enteró de la cruel mentira


Buscó su nombre en Internet y supo que era la próxima víctima.

Las redes sociales han sido de gran ayuda para mantener en contacto a las personas que están lejos y también han impulsado la amistad “en línea”, incluso, llegando a formar relaciones amorosas. Stephanie Hoskins conoció al hombre de sus sueños por Tinder y no hizo falta mucho tiempo para fijar el compromiso. La chica de 23 años se casaría con Brett Goodman, de 29 años, pero días antes de la boda descubrió que la estaba estafando.

Steph y Brett salieron por varios meses y planearon toda una vida juntos. Al parecer, ambos querían las mismas cosas.

La familia de Steph estaba feliz de que hubiese encontrado al amor de su vida y tenían planes de mudarse juntos a Texas. La chica tenía más de un millón de dólares en ahorros que aportaría para el nuevo hogar y para hacer las cosas “bien”, Brett le pidió matrimonio.


Stephanie Hoskins/Dailymail

Stephanie Hoskins/Dailymail

Todo iba muy bien hasta que él comenzó a apurar todo el proceso.

Aunque habían fijado una fecha, trató de convencer a Steph de casarse antes con la excusa de que su padre estaba enfermo en Texas y no sabía si alcanzaría a estar en la boda. Su actitud se tornó una tanto nerviosa y, finalmente, cuando accedió a adelantar la fecha, Brett le comentó sobre una situación muy sospechosa.

“Cuando decidimos ir a firmar, hubo todo un lío con su nombre y me comentó que debía escribir Joseph en vez de Goodman. Es decir, todo ese tiempo pensé que su apellido era Goodman y ahora parecía que fuera Joseph… Fue muy extraño”.


Stephanie Hoskins/Dailymail

Facebook/Dailymail

Todo era una estafa y un malévolo plan para sacarle dinero.

Antes que el papeleo se terminara de hacer efectivo, Steph investigó un poco y encontró una página donde una chica australiana llamada Daisy Armstrong contaba como había sido víctima de un estafador llamada Brett Joseph. Steph dio aviso a la policía y la terrible verdad salió a la luz: Era un estafador que solo quería su dinero.

“Quise contar esta historia para que las personas tengan más cuidado con las redes sociales y con quienes hablan por allí. Sin la ayuda de esa mujer, Daisy, de mi familia y la policía, seguro me hubiese casado con un monstruo. Ojalá a nadie más le pase esto”.


Facebook/Dailymail

Bueno, hay muchos romances que comenzaron por las redes sociales y son un éxito, pero es muy cierto que buena parte termina mal. Supongo que es decisión de cada quien.

¿Tendrías una relación con alguien que conociste en una red social?



http://www.upsocl.com/relaciones/conocio-al-amor-de-su-vida-en-tinder-dias-antes-de-casarse-se-entero-de-la-cruel-mentira/