Compró huevos en el súper, los incubó y esto pasó…


Nomás por cotorrear, un chavo barbón y medio hipster se puso curioso y se le ocurrió ver qué pasaba si compraba unos huevos en el supermercado y se ponía a incubarlos.

Pus sí… suena raro, y para ser honestos no sabemos qué diablos pensaba conseguir este tipo, pero el chiste es que el 15 de enero fue al súper, compró un paquete con doce huevos de codorniz y los colocó a una temperatura de 37 grados para mantenerlos caliente y crear una especie de incubadora casera.

¿Qué diablos pensaba? ¿Acaso creía que de esos huevos se convertirían en un ave?

huevopatas

Pues aunque no lo crean, para el 3 de febrero, uno de esos huevos comenzó a presentar una extraña reacción y al otro día esto fue lo que sucedió:

Sí, como dicen las abuelitas: Así surgió el milagro de la vida.

El barbón decidió bautizar a su codorniz como Albert y lo convirtió en su mascota. Por supuesto el video anterior se convirtió en viral y el buen Albert se hizo tan popular que hasta le abrieron su propio canal de YouTube, llamado A Chick called Albert, donde el barbón va documentando su crecimiento.

Por ejemplo, aquí tenemos su primer vuelo:

Nos cae bien Albert, el ave. Seguramente no faltará quién intenté hacer su propia granja y vaya corriendo a la tiendita de la esquina por un kilo de huevos. Nos avisan qué tal les sale el experimento.

*** Vía El Comercio



http://www.sopitas.com/588251-compro-huevos-en-el-super-los-incubo-y-esto-paso/