Comió un pastel y comenzó a sangrar al hacerse graves heridas. ¡No podía creer lo que tenía adentro!


¡Y en el restaurante la trataron de mentirosa!

Carolina Madrid Velásquez es una joven chilena que estaba viajando por Perú. Se sentó en una sala de juegos del Casino Villa Fortuna, en Tacna, y pidió un pastel. Luego de la segunda mordida sintió algo muy extraño y doloroso, y tuvo que llamar inmediatamente a la policía del país.

La mujer sufrió un corte porque dentro del pastel habían… ¡trozos de vidrios!


Diario Correo de Perú

“Le di un mordisco pensando que era como un turrón, empecé a sentir algo duro y lo sigo triturando y al triturar siento que dentro de mi boca me dolía. Examino el pastel y había vidrio (…) en eso comencé a escupir sangre…”

-Carolina Madrid-

La situación fue grave no solo por el obvio peligro, sino que porque desde el casino no quisieron prestarle ayuda. En vez de eso, la acusaron de mentirosa y le sugirieron que volviera a tratarse a Arica, ofreciéndole dinero… pero se negaron asumir la responsabilidad.

“Tragué partículas trituradas por los dientes, tengo irritada la garganta, me hice chequeos médicos pero no se logra visualizar daños en la radiografía. Yo tengo grapas en el estómago (producto de una cirugía bariátrica), y si ingresara un pedacito de vidrio ahí podría ser fatal”.

-Carolina Madrid-

Toda esta situación hizo que finalmente hiciera una constancia en la policía, y el caso fue tomado por el fiscal de turno José Vega Pilco.

¿Qué harías tú si te pasara eso? 



http://www.upsocl.com/mundo/comio-un-pastel-y-comenzo-a-sangrar-al-hacerse-graves-heridas-no-podia-creer-lo-que-tenia-adentro/