Cientos de pequeños cadáveres encontrados bajo casa de acogida para madres solteras en Irlanda


Serían casi 800 cuerpos de niños entre las 35 semanas y los 3 años.

Bon Secours para Madres y Bebés era un hogar de acogida de la iglesia católica que desde 1925 hasta 1961 recibió a mujeres que “abandonaron la gracia de Dios” (traducción: Madres solteras) y niños huérfanos en Tuam, Irlanda. Eventualmente el hogar cerró y su antigua ubicación se convirtió en un espacio de retiro para la comunidad católica de la localidad. Sin embargo un descubrimiento reciente afectó para siempre este tranquilo lugar de reposo.

Reparaciones en una cañería bajo el sector confirmaron un rumor local al revelar una fosa común que contenía casi 800 cuerpos de niños desde las 35 semanas hasta los 3 años.


Tom Honan Photography

Los niños del hogar habrían sufrido de malnutrición y abandono, lo que agudizaba condiciones comunes en la época, como tuberculosis, peste, neumonía y gastroenteritis.

Los bebés eran enterrados sin ataúd y ningún tipo de memorial era levantado para marcar sus tumbas.


Brian Lockier

Catherine Corless ha dedicado años a investigar la historia de Bon Secours y fue invaluable a la hora de identificar a estas pequeñas víctimas. La mujer reviso los miles de registros de niños que murieron en la zona desde 1920 y se fijó en los que marcaran su última residencia como “Hogar de niños, Tuam”.

Así es como llegaron a confirmar 796 muertes, sólo contando a los niños, aunque alrededor de 7 mujeres podrían encontrarse entre los cadáveres.


Brian Lockier

Corless dio, por ejemplo, con la historia de Bridget Dolan, una joven mujer que dio a luz a dos niños en Bon Secours y los entregó a las monjas.

John Demond Dolan murió de sarampión con poco más de un año. Su hermano, William Joseph, habría fallecido tiempo después, pero no existe ningún tipo de certificado para confirmarlo.

Un descendiente de los Dolan dijo a los medios:

“Sólo queremos saber qué le pasó. Puede que haya muerto, aunque no haya certificado de defunción. Creo que puede haber sido adoptado, que se fue a los Estados Unidos. Puede que aún esté vivo, o quizá está con su hermano en la tumba. Quiero saberlo”.


Brian Lockier

Corless, junto a otras personas interesadas en el caso, iniciaron un comité para enfrentar la situación del “Cementerio del Hogar de Niños”. Teresa Kelly, su moderadora, declaró:

“Es una historia terrible. Una fosa común. Muchos de los bebés murieron de hambre. Queremos asegurarnos de que se conozcan las identidades de esos niños. Tenían nombres, eran seres humano, no animales”.


Brian Lockier

Las tumbas habrían sido descubiertas por primera vez en los 70 por Barry Sweeney y Francis Hopkins, entonces dos niños de tan solo 12 años.

“Había una pared de concreto donde solíamos jugar, con una gran grieta abajo, así que decidimos romperla. Estaba llena de esqueletos. Un sacerdote vino a bendecirla, pero no sé qué pasó después con eso. Se veían las calaveras”.

–Barry Sweeney–


Tom Honan Photography

La Orden de Hermanas de Bon Secours declaró que todos los registros de nacimientos y muertes del hogar mientras estuvo en funcionamiento fueron entregados a las autoridades al momento de su cierre en 1961.

Ahora se ha levantado un memorial para las pequeñas víctimas de una sociedad prejuiciosa, pero la investigación continúa su curso.



http://www.upsocl.com/mundo/cientos-de-pequenos-cadaveres-encontrados-bajo-casa-de-acogida-para-madres-solteras-en-irlanda/