Chrissy Teigen confesó que sufre de depresión posparto. Así es como la ha afectado


“Recuerdo que pensé: ‘Quizás me sentiré mejor cuando tengamos un hogar’”.

Chrissy Teigen es muchas cosas: modelo que ha aparecido en Sports Illustrated, madre de Luna, co-autora de un libro de cocina, esposa de John Legend, pero por sobre todo es una mujer que habla sin parar y que dice las cosas sin pelos en la lengua. Si Chrissy tiene una opinión sobre algo sí o sí te vas a enterar: da igual si es sobre política, aceptación corporal o moda, en su Twitter vas a encontrar más verdades juntas que en cualquier otro lugar.

De hecho, en una entrevista reciente que le hicieron para Entertainment Tonight la modelo aseguró que la única razón por la que podía “hacerlo todo” y tener tiempo para sí misma era porque tenía mucha ayuda a la hora de cuidar de su hija.


Glamour

 

“Mi madre vive con nosotros. Tengo a John, tengo una niñera. Lo hablo de forma my abierta y cuando veo que aún así me cuesta [cuidar a Luna] realmente no sé cómo lo hace el resto”.

Y, por el resto, se refiere son mucho respeto al resto del mundo y, en especial, a las madres solteras que no tienen ningún tipo de apoyo y aún así logran sacar a su familia adelante.

Pero si había algo de lo que Chrissy aún no hablaba había sido de la depresión posparto que la ha afectado profundamente. Quiso revelarlo en primera persona escribiendo un potente ensayo para Glamour que de seguro hará que muchas mujeres se sientan identificadas con su dolor.


Glamour

Todo comenzó con el nacimiento de su hija:

“Y, hace un año, en abril, John y yo comenzamos nuestra familia juntos. Tuvimos a nuestra hija, Luna, que es perfecta. De alguna forma ella es justo como yo, justo como John y justo como ella misma. La adoro”.

Pero a pesar de todo lo que le pasaba, no se sentía feliz:

“Tenía todo lo necesario para ser feliz, y sin embargo, durante gran parte del año pasado, me sentía infeliz”.

Chrissy pensaba que cuando tuvieran su casa lista, ya que estaba en construcción, se sentiría mejor:

“Recuerdo que pensé: ‘Quizás me sentiré mejor cuando tengamos un hogar’”.


Glamour

Pero el cambio era definitivo, Chrissy no era la misma:

“Pero estaba diferente. Levantarme era doloroso. Me dolía la espalda, los hombros, incluso las muñecas. No tenía hambre, podía pasar dos días sin comer… no tenia paciencia con la gente”.

Chrissy pasaba días sin salir, sólo salía si tenía que trabajar. No tenía energía para salir con John ni para pasear a su bebé. No se cambiaba de ropa y si no tenía trabajo entonces no se duchaba. Fue allí que se decidió a hacerse un chequeo médico y mientras John estaba sentado a su lado, el doctor les leyó los síntomas y llegaron a un diagnóstico acertado: depresión posparto y ansiedad.

La depresión posparto afecta a entre un 10% y un 20% de mujeres a nivel mundial, y si bien muchas veces genera culpa y vergüenza en las mujeres que sienten que deberían sentirse felices de ser madres y no deprimidas, es algo que realmente no se puede controlar.

Chrissy comenzó a recibir terapia y también antidepresivos, y asegura que se siente mucho mejor y que le encantaría que el estigma que lleva la palabra “depresión” no fuera tal. Aún así, sabe que muchas mujeres viven esta enfermedad sin nunca ser diagnosticadas ni recibir la ayuda necesaria y eso le duele, pero su testimonio es un buen punto de partida para que seamos capaces de tener una conversación más abierta y seria con respeto a este tema.

La depresión postparto debe dejar de ser un tema tabú porque es mucho más común de lo que creemos.

¿Qué crees tú?



http://www.upsocl.com/mujer/chrissy-teigen-confeso-que-sufre-de-depresion-posparto-asi-es-como-la-ha-afectado/