Cayó a un hoyo de 61 metros de profundidad. Casi muere, pero el destino quiso lo contrario


Los vecinos alertaron de la situación cuando escucharon sus gritos y llantos.

No se sabe bien cómo el joven cachorro cayó dentro del pozo en la ciudad de Beykoz, Turquí, pero estaba claro que su situación era crítica: estaba atrapado en un agujero de 30,5 centímetros de diámetro y 61 metros de profundidad; sacarlo era casi imposible. Los residentes de la zona fueron los que alertaron sobre la situación tras escuchar los llantos y gemidos del perrito. Cuando los rescatistas llegaron, se dieron cuenta que las probabilidades de éxito, eran casi nulas; pero no se darían por vencido.


Istanbul Fire Department

Estuvo ahí casi dos semana. Durante 10 días hubo muchas situaciones y circunstancias que le podrían haber quitado la vida: el hambre, la lluvia, la sed. Pero, los rescatistas encontraron la manera de darle comida y agua, y para la lluvia, instalaron una carpa de campaña para evitar que el agujero se inundara.


Istanbul Fire Department

Todo tenía un muy mal pronóstico, hasta que, gracias a la televisión y redes sociales, el caso llegó a oídos del ministro de Energía, Berat Albayrak, quien ordenó a una empresa minera estatal, Turkish Hard Coal Enterprises, intervenir para ayudar. 


Istanbul Fire Department

Usando un largo lazo mecanizado, el equipo finalmente logró acorralar al perrito y sacarlo de ese infierno. El dramático momento fue grabado de principio a fin y la felicidad de los rescatistas cuando logran sacarlo es francamente conmovedora.

Pero, las buenas noticias no terminan ahí. El afortunado cachorro no solo está en perfecto estado de salud, según los veterinarios que lo examinaron, sino que, además, a econtrado un hogar: los bomberos de Bykoz lo han adoptado y se lo llevarán a vivir a la estación. Finalmente, Kuyu (“Bien”), como se llama ahora, tendrá una mejor vida después de la tragedia con final feliz. 


Istanbul Fire Department

Istanbul Fire Department

¿Qué te pareció esta historia?



http://www.upsocl.com/noticias/cayo-a-un-hoyo-de-61-mts-de-profundidad-casi-muere-pero-el-destino-quiso-lo-contrario/