Así es vivir con agorafobia, más conocida como el miedo a los espacios abiertos y a sus obstáculos


La BBC indagó en los pormenores que trae consigo un trastorno de ansiedad como la agorafobia, o fobia a los espacios abiertos y a tener que exponerse a situaciones “difíciles” de resolver. El portal habló con dos pacientes de Reino Unido e Irlanda, que tienen miradas totalmente diferentes de su enfermedad.

Ojalá algún día salgas de mí… #miedo #anxiety #ansiedad #agorafobia

A post shared by Miriam Aguado (@miryac88) on Feb 21, 2017 at 3:33pm PST

Los síntomas:

Tengo miedo a viajar en #avión! Resulta normal que #volar genere que muchos de los pasajeros sientan algún tipo de inquietud respecto al vuelo en sí, sin embargo, cuando este miedo se transforma es la presencia de síntomas físicos, psicológicos y emocionales o la incapacidad de subir al avión, hablamos de #aerofobia.  Síntomas: A nivel del sistema fisiológico: taquicardias, sudoración, enrojecimiento, palidez, malestar estomacal, sequedad de la boca, diarreas, vómitos etc. A nivel del sistema motor: se producen conductas de evitación o escape. A nivel cognitivo: se produce una evaluación catastrofista de la situación a la que el sujeto se va a enfrentar así como de las propias capacidades y habilidades. A nivel emocional: miedo intenso. Las causas: En ocasiones este tipo de fobias son el resultado de un aprendizaje asociativo erróneo. En otros casos, la persona puede haber vivido una situación de riesgo en un vuelo, escuchado un accidente aéreo etc. Por otro lado se encuentran las personas que tienen #claustrofobia (temor a espacios cerrados). Y son destacables también las personas que padecen el #TrastornodePánico con #Agorafobia (temen la posibilidad de padecer una crisis de pánico). Cabe destacar que las probabilidades de que ocurra un accidente aéreo son mínimas, viajar en avión es sin duda, en el medio de transporte más seguro (por encima del carro, moto, tren, etc.). Aún así, en todos aquellos casos en los que el miedo incontrolado implique no poder usar este medio para desplazarse o hacerlo genera mucho malestar es recomendable pedir ayuda, existen los medios terapéuticos  adecuados y efectivos para afrontar esto! #Psiquenlinea centro de #psicoterapia #online #terapiaonline

A post shared by PsiqueNlinea (@psiquenlinea) on Nov 15, 2016 at 11:46am PST

Primero adentremos en lo que la Asociación Psiquiátrica de Estados Unidos ha calificado como síntomas inequívocos de un trastorno de ansiedad, según la BBC:

1) Una reacción desproporcionada o inapropiada a una situación en particular.

2) Malestares como confusión mental, palpitaciones, problemas para hablar, fatiga, desequilibrio y hasta desmayos.

Hay quienes deciden someterse a los síntomas…

Y este es el caso del primer paciente, John (al menos así decidieron llamarlo). Un joven de 24 años que desde finales del año pasado, no logra poner un pie afuera de su casa.


BBC

“Me dan ataques de vértigo, eso es uno de los principales detonantes de mi agorafobia y mi ansiedad de estar afuera. Básicamente, me la paso dentro de la casa y mi mamá se encarga de hacer las compras y traer la comida”.

-dijo John.-

La madre de John es una mujer pensionada de 70 años, que ha tenido que lidiar con la -cada vez más compleja- situación de John. Ninguno puede prever con certeza cuándo vendrá el próximo ataque de ansiedad.

“Mi madre me sacaba en el auto por una media hora, podríamos dar una vuelta o ir a las tiendas pero muchas veces, al entrar en las tiendas, me daban ataques de vértigo muy intensos. Así que hicimos eso cada vez menos hacia el final del año”.

-dijo John.-

Pero John no está “severamente discapacitado”, alega el gobierno.

Sumado al vaivén de su trastorno, está la lucha legal que libra John por los subsidios del gobierno, que alguna vez tuvo y ahora le están siendo negados, porque él  no está “severamente discapacitado”.

“Les escribí una carta de siete páginas detallando específicamente cómo sí cumplo con los criterios, con cada una de las categorías de discapacidad, y su fallo, su decisión, fue que eso no es verdad”.

-contó a la BBC.-

La agorafobia se puede superar…


Getty Images

El segundo paciente: Stephen O’Reilly, de Irlanda; asegura que la agorafobia sí se puede controlar, haciéndose consciente y enfrentando los síntomas fuera de casa.

En medio de su trastorno por agorafobia, O’Reilly decidió prácticamente obligarse a emprender una vida como mochilero en Australia. Su secreto está en combinar los medicamentos con ejercicios de meditación y prácticamente forzarse a salir, y tomar las riendas de su vida.

“Me ponía a llorar en cada lugar que parábamos, sentía náuseas del pánico, no podía mirar a nadie en la cara, tartamudeaba. Literalmente no podía hacer nada. Pero fui porque me dije a mí mismo ‘no es así como quiero vivir mi vida’”.

-confesó O’Reilly a la BBC.-

Dos miradas completamente diferentes a la misma enfermedad.

A post shared by Ψ Andrea Marques (@psicologaandreamarques) on Dec 5, 2016 at 10:54am PST

Mientras John asegura que le gustaría alguna vez retomar sus estudios y conseguir un empleo, le dijo a la BBC que insistirá en tener asistencia estatal.

O’Reilly insiste en que es mejor intentar recuperar el control, buscar un trabajo y tratar de hacer la vida lo más normal posible. Y se opone a depender de la asistencia de la seguridad social.

Es válido recordarnos que las limitaciones serán tan grandes como nosotros se lo permitamos, pero todas las personas enfrentan las enfermedades desde un plano distinto y tienen capacidades diferentes para enfrentarlas.



http://www.upsocl.com/salud/asi-es-vivir-con-agorafobia-mas-conocida-como-la-fobia-a-los-espacios-abiertos-y-a-sus-obstaculos/