Arya tiene 10 años y pesa 192 kilos. Sus padres finalmente decidieron hacer algo al respecto.



Arya Permana ostenta la triste fama de ser “el niño más gordo del mundo”. El indonesio de 10 años pesa 192 kilos, un total que amenaza su salud y le impide llevar una vida normal: no puede ir al colegio y se le dificulta enormemente caminar. Incluso tiene problemas respiratorios a causa de su exceso de peso.

Los padres del pequeño dicen que en un primer momento no dieron importancia al sobrepeso del pequeño.

Foto: Caters News Agency.
Foto: Caters News Agency.

Arya tuvo un peso normal al nacer, pero a los dos años comenzó a subir velozmente de peso. Sus padres vieron el hecho como un signo de salud y no prestaron atención.

Los años pasaron y hoy Arya pesa 192 kilos, característica que le impide caminar pues pierde el equilibrio. Además no puede asistir a la escuela, utilizar ropa normal o bañarse en una tina normal. 

Foto: Caters News Agency.
Foto: Caters News Agency.

Hasta hace poco la dieta de Arya se basaba en cinco comidas diarias, las que incluía platos de arroz, carne, pescado, vegetales y comidas típicas del área de West Java, donde vive junto a sus padres y hermanos.

“Sólo puede dar pequeños pasos antes de que pierda el equilibrio. Deseo verlo estudiando y jugando con otros niños de su barrio”.

-Rokayah, madre de Arya-

Rokayah, su madre, cuenta que la familia se ha endeudado para poder satisfacer la alimentación de Arya, ya que no lo quieren hacer pasar hambre.

Foto: Caters News Agency.
Foto: Caters News Agency.

Sin embargo, tienen claro que el sobrepeso del niño puede ser una amenaza contra su salud y han tomado la decisión de iniciar una dieta para el menor.

“Mi hijo está creciendo a rápida velocidad y me preocupa su salud. No sé de ninguna otra forma de evitar que siga engordando, más que darle menos comida”.

-Rokayah-

Foto: Caters News Agency.
Foto: Caters News Agency.

En el último año el peso de Arya subió de forma explosiva, pero sus padres ya estaban buscando ayuda de profesionales.

Los padres del niño relataron al Daily Mail que buscaron ayuda en los hospitales locales pero les pidieron que llevaran al pequeño a otros recintos más especializados.

“He gastado mucho dinero en su tratamiento, más allá de mi capacidad, pero soy un agricultor pobre y hacer que las cuentas calcen es una tarea muy dura”.

-Ade, el padre de Arya-

Por el momento la familia de Arya adelanta que tratarán de hacer que baje de peso haciéndole consumir una dieta consistente en arroz.

 




Categorias: Comunidad, IA – Etiquetas: