Antitendencias Sonoras: Arthur Russell


Y como cada lunes no podía hacer falta Antitendencias Sonoras,el espacio que busca saciar a los oídos más curioso, quienes no se conforman con la música que llega rápidamente a través de los medios más convencionales, para quienes juegan a ser los exploradores entre las notas, entre los instrumentos, las épocas y las múltiples expresiones. Para aquellos que visualizan la música bajo su principio: un medio de expresión, un lenguaje que como cualquier otro muestra una diversificación inminente, música que no busca fama o el mayor número de reconocimientos debido al número de ventas, sino que simplemente es un desahogo sentimental, un testigo histórico que intrínsecamente nos detalla el mundo que los rodeaba, sus problemas políticos, sociales, económicos, etc. Porque la música nos puede decir mucho más de lo que escuchamos.

Esta ocasión hablaré de un músico al que considero toda una leyenda y que su música lleva su misma personalidad: cierto aire incomprensible y deambulante, casi como un fantasma. Su música pasó por muchos años desapercibida y sus contemporáneos siempre entendieron que su música no fue hecha para ellos, sino para las futuras generaciones que ahora ofrecemos nuestros oídos como sus fieles santuarios.

Arthur Russell

 

Charles Arthur Russell, Jr. fue un violonchelista, compositor y cantante estadounidense, quien en la época de los 70 y hasta su muerte -en 1992- se mantuvo inquieto, logrando canciones inclasificables que como hilo conductor podría catalogarse como “experimental”, sin embargo, su música, expresión y conceptualización va más allá de lo tajante que podría significar este calificativo.

 

 

Arthur Russell fue un músico formado en academia, estudio composición experimental y música clásica de la india, lo que indudablemente logró otorgarle un lenguaje totalmente fuera de la música occidental y permitió darle un lenguaje que, en aquel entonces, pocos lograban concebir. A lo largo de su vida logró colaborar con músicos como Steve Reich y Philip Glass, además del poeta Allen Ginsberg, ya que siempre se reconoció a Arthur Russell por el uso de la poesía en sus composiciones.

En los años 70 Arthur Russell trabajó como director de The Kitchen, un espacio en Nueva York en donde se apoyan a los artistas meramente underground, dando un espacio para exponer su trabajo y que con el tiempo logró el reconocimiento como un centro de rendimiento de vanguardia. Fue allí en donde Russell logró hacer gran contacto con una gran cantidad de artistas contemporáneos con los que colaboró y aprendió.

 

 

Muchos amigos cercanos aseguran que era una persona bastante activa y que en todo momento se encontraba haciendo música. Su inquietud lo llevó al interés por mezclar la música pop y dance hacia terrenos mucho más experimentales.

En la música de Arthur Russell podemos escuchar desde la experimentación con un violonchelo distorsionado que acompaña su voz, hasta beats marcados en donde ponen a bailar a cada uno de nuestros huesos. Siempre se mantuvo interesado por el auge de la música de pista. Y a pesar de que era un músico prolífico y que dejo más de 1,000 cintas de música inédita, su ansiedad por lograr la perfección lo transformó en una persona que no concluía sus proyectos, muchos amigos cercanos aseguran que su único objetivo era el de descubrirse así mismo a través de la música para así lograr el lenguaje que tanto visualizaba en su cabeza.

 

arthur russell

 

Lamentablemente sólo alcanzó a publicar un álbum en vida, se trata de World Of Echo, sin embargo, publicó un sin fin de sencillos y la gran cantidad de material inédito que se ha encontrado ha permitido seguir realizando diversas compilaciones y publicaciones posteriores a su muerte.

Arthur Russell falleció el 4 de abril de 1992 por una enfermedad derivada del SIDA. A pesar de haber sido diagnosticado con cáncer de garganta él continuó componiendo. Pero para nuestra fortuna él no ha muerto, simplemente se fusionó poco a poco con la música, misma que hoy en día podemos disfrutar y agradecerle.

 

 

T:@hreveh



http://www.sopitas.com/617051-arthur-russell/