ALA.NI trabajó con Damon Albarn, en la moda y debes conocer su música


Nos encanta escuchar, descubrir cosas nuevas. Recomendaciones que salgan de lo cotidiano. La verdad, ya está complicado encontrar “joyitas”, en tiempos en donde TODO viaja (y se aparece) más rápido que la luz. Acá hicimos nuestra chamba, y hoy les presentamos a ALA.NI, una artista nacida en Londres, de imponentes facciones: usa unas delgadas trenzas en todo el cabello, es alta, de descendencia afroamericana. Pero más allá de su imponente look, tiene una voz dulce, cálida como salida de los tardíos 40 americanos, pero con un tratamiento nuevo. Sonido de los años 40, en HD. Es de esas pocas músicas que aún se sienten sinceras, original.

Su papá era bajista y su mamá trabaja en la industria de la moda. Su niñez la pasó escuchando artistas como Sylvia Young, John Holt y Vivaldi. Empezó siendo bailarina, pero rápidamente se inclinó por el canto. Después de tratar de desarrollarse como artista, probó suerte como diseñadora de modas igual que su mamá, la verdad es que le fue bastante bien en este rubro, peeeeeero al final se inclinó por seguir haciendo música.

Recientemente ALA.NI visitó nuestro país, a ella le gusta mucho México. En entrevistas para radio ha contado que tiene amigos mexicanos en Paris (donde ella vive actualmente),  y que le encanta su calidez. También piensa que la Ciudad de México es bella, con muchos edificios de ladrillos naranja, pero muy contaminada. Tuvimos chance de platicar con ALA.NI y preguntarle un poquito de su trayectoria… ¡y experiencia de trabajar con músicos como Damon Albarn!

¿Cuéntanos de tus raíces musicales, qué escuchabas de joven que influenció tu estilo musical actual?
Fui a la escuela de teatro cuando tenía cinco años, entonces cantaba mucho teatro musical y cantaba canciones de Hollywood desde muy chica. Después en casa, mi papá tocaba calypso, soca y reggae en su bajo. Entonces, este amplio rango musical muy amplio que siempre me ha servido en mi apreciación musical. Soy muy abierta. No escucho “lo mejor” o “las más populares”. Siempre hay algo que aprender en toda la música. Aún aprender qué es lo que no te gusta.

Has mencionado que tu música suena a “Dark Disney”. ¿Cómo imaginas que el “Dark Disney” suena?
Yo no hice ese comentario, fue un periodista, pero me gustó esa descripción. Dark Disney sería como una escena en Blancanieves y los siete enanitos cuando su madre encantada se convierte en un dragón lanza fuego. Me quedé traumada cuando era niña con esa escena.

¡¡¡Cuéntanos de tu experiencia como corista de Andrea Bocelli, Mary J Blige y Damon Albarn!!!
Aprendí muchísimo. Fue una gran manera de entrenarme como música y aprender de la industria musical. Bueno y malo.

¿Recuerdas alguna anécdota de cuando trabajabas con Damon Albarn?
Me encantaba verlo saltar hacia la audiencia. La locura que generaba. Él no lo hacía en cada concierto, entonces cuando lo hacía nos agarraba por sorpresa. ¡La libertad de hacerlo! Me encantaría poder hacer eso. Tuve chance de hacerlo el año pasado en un festival. Fue muy divertido.

¿Qué fue lo que más te gustó de tu experiencia como diseñadora de modas?
Aunque sabía que ese mundo no era para mí, aprendí mucho. Cómo crear una marca, cómo vender una idea. Cómo correr un negocio. Muchas de estas lecciones las he implementado en la creación y el manejo de mi música. Requiere muchísimas tareas.

¿Qué fue lo que te hizo dejar el diseño de modas y volver a la música, y cuál fue la clave para empezar a darle forma a tu identidad como música?
Fue estar en el mundo del diseño de modas y darme cuenta de que algo increíble faltaba en mi vida. ¡MÚSICA! No canto diario, sé que mi alma no estaría feliz y satisfecha. La clave para darle forma a mi carrera musical, fue aceptar quien era. Una vez que hice eso, todo pareció encajar perfecto.

¿Por qué dirías que la música importa hoy?
Es una gran forma de arte que puede unir. Viajo alrededor del mundo cantando en inglés. A nadie le importan las palabras exactamente, la intención y el alma son las que destacan. No puedes obtener eso de ningún otro arte. Un pintor puede vivir sin ser reconocido y codificado. Un poeta cuyas palabras puede que sólo existan en su blog de notas. Pero la música… vive en el aire que respiramos.



http://www.sopitas.com/722047-alani-damon-albarn-moda-debes-musica/