Administración de Trump anula protección a estudiantes transgénero


Ni un año duró la instrucción de Obama para permitir que los estudiantes transgénero pudieran escoger cuál baño utilizar de acuerdo a su identidad de género. La medida que fue dirigida a todos los colegios públicos de los Estados Unidos, ayer fue revocada por la administración de Donald Trump, al considerar que necesita un análisis legal, para “profundizar y considerar más completamente las cuestiones legales involucradas”.

En una carta conjunta,  los departamentos de Justicia y Educación justificaron la decisión del gobierno de Trump, al señalar que la protección ordenada por Obama fue diseñada de una forma incorrecta y arbitraria, “sin tomar debidamente en cuenta el papel primordial de los estados y los distritos escolares locales en el establecimiento de la política educativa”.

Foto: Sara D. Davis/Getty Images

Sin embargo, en la misiva se deja claro que se respeta una parte primordial de la norma que Barack Obama emitió en mayo de 2016: se reconoce que las escuelas tienen responsabilidad para prevenir el bullying y el acoso hacia los estudiantes transgénero.

La anulación de la norma de Obama no fue bien recibida por grupos pro derechos de la comunidad LGBT: “Este es un ataque mezquino a cientos de miles de estudiantes que simplemente quieren ser su verdadero yo, y ser tratados con dignidad mientras asisten a la escuela”, señaló Mara Keisling, directora del Centro Nacional para la Igualdad Transgénero. “Con un golpe de pluma, la Administración Trump efectivamente sanciona la intimidación, el ostracismo y el aislamiento de estos niños, poniendo sus vidas en peligro.”

Ahora que no cuentan con la protección ordenada por la antigua administración, los estudiantes transgénero apelarán a leyes que ya han sido reconocidas en tribunales federales: “Rescindir la norma no cambia los derechos de los estudiantes bajo el Título IX [la ley federal que prohíbe la discriminación sexual en educación y actividades] (…)Los estudiantes trans están protegidos de la discriminación por la ley federal y la administración no puede cambiar eso”, apuntó Chase Strangio, un abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles.

La anulación de la orden de protección no fue sorpresa para los involucrados. Se veía venir, después de que Jeff Sessions, el recién nombrado fiscal general, retirara la participación del Departamento de Justicia en la defensa legal de la norma de Obama. Más de 20 estados han desafiado en cortes federales a la orden de protección que se aplica (bueno, aplicaba) a todas las escuelas públicas financiadas por la federación.

Este movimiento de la administración de Trump, además de evidenciar lo manchada que será con las minorías, dejó ver que dentro del equipo del presidente existen oposiciones… y también deja claro a quiénes da preferencia el mandatario. Sessions, que siempre ha mostrado rechazo a los derechos de la comunidad LGBT, encontró en la encargada del Departamento de Educación, Betsy DeVos, algo de objeción. De acuerdo con The New York Times, Devos pidió a Trump conservar la protección contra el acoso para los estudiantes. Bueno, parece que le hizo poco caso.

Sin embargo, al darse a conocer la anulación de la orden protectora, el encargado de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, insistió en que DeVos estuvo de acuerdo con la decisión: “Las conclusiones: todo el mundo en la administración está de acuerdo”.



http://www.sopitas.com/724601-administracion-trump-anula-proteccion-estudiantes-transgenero/