8 pasos para superar la complicada relación que tienes con el azúcar


El azúcar es uno de los alimentos más polémicos en los últimos años, sobre todo por la gran implicancia que tiene en enfermedades muy graves que afectan a gran parte de la población mundial, como la diabetes, la obesidad y los problemas al corazón. Sin embargo… ¡ES TAN RICA! Y prácticamente todo lo que puedes hacer con ella es igual de exquisito. ¿Necesitas o quieres disminuir la cantidad de azúcar añadida que estás consumiendo? Perfecto.

Pero primero deberías saber por qué el azúcar resulta tan adictiva y placentera… Resulta que el azúcar activa algunos químicos en tu cerebro que te hacen sentir bien, por eso cada vez que te sientes aburrido, triste o un poco decaído, tu cerebro piensa en una de las cosas que lo haría sentir mejor: ¡Azúcar! Por eso es importante saber controlar la forma en que te relacionas con el azúcar y por qué lo haces.

Puede ser como una forma de relajarte, también como una forma de elevar tus energías cuando sientes que ya no tienes ninguna o como un placer culpable con el que tienes que premiarte cada vez que quieres romper las reglas. Y otra forma, es simplemente porque te gusta y nunca le has tomado el peso. Por eso, aquí tienes algunos pasos muy simples para empezar a superar la necesidad que tienes de tener azúcar en tu vida:

1. Consume las cosas azucaradas que te quitan el sueño a menudo y en pequeñas cantidades, pero saboréalas lo más que puedas

En vez de tragar sin siquiera sentirles el sabor a esas cosas con azúcar que más deseas tener en tu boca, date el tiempo de efectivamente disfrutarlas. Y hazlo con frecuencia, de esa forma te acostumbras a comer sin la necesidad de ahogarte con la comida, sino más bien procesarla y sentirla de verdad.


2. Identifica qué momentos son los que te llevan a consumir azúcar y evítalos a toda costa

Es importante que reconozcas la cadena de comportamientos que te dejan consumiendo grandes cantidades de azúcar. Ya sea el stress de acumular trabajo o el aburrimiento de no hacer nada, debes identificar esas situaciones para evitar terminar con una caja de galletas porque no encontraste nada mejor que hacer. Para la próxima, abre un libro y espera a que el antojo se vaya.


3. Reemplaza tus compras regulares de productos con azúcar, por aquellos que no tienen ni una pizca de ella

Todas esas situaciones en las que generalmente te compras un dulce, una gaseosa o cualquier tipo de pastel, son oportunidades para separarte un poco del azúcar. Si ya reconociste estas situaciones, puedes empezar a enfrentarte a ellas con tranquilidad y simplemente comprar una botella de agua, eso te hará sentir capaz de superar tus propios antojos y además, podrás incorporar una nueva rutina mental para cuando los tengas.


4. No pienses en terminar tu relación con el azúcar de un día para otro, porque nada es tan fácil

Seguramente piensas que lo más lógico sería dejar de comer azúcar y ya, pero no. Generalmente la privación absoluta de las cosas, termina siendo lo que más te hace desearlas y por lo tanto, recaes en el mismo patrón innumerables veces. Es mejor empezar gradualmente a disminuir cantidades y hábitos, porque tu cuerpo a veces necesita una dosis de azúcar cuando ya se ha acostumbrado a tenerla todo el tiempo.


5. Ten cuidado con traicionarte comiendo más de la cuenta las versiones más saludables de tus alimentos

Es un error muy común en las personas confiarse de que porque estás comiendo algo con menos azúcar, puedes comer en mayores cantidades… El problema, es que terminas haciendo la misma cantidad de azúcar que en un principio querías evitar. Por eso ten cuidado con aquellos alimentos con azúcares reducidas, pues ellos no te dan la seguridad de poder comer más y más. Debes controlarte.


6. Mantén distancia con los endulzantes

Jamás vas a poder cortar tu relación con el azúcar, si mantienes una relación con las cosas dulces en general. Sobre todo si aprovechas los endulzantes como una excusa para hacer todo extra-dulce, simplemente porque tu paladar no va a saber cómo acostumbrarse a los sabores menos dulces. Aunque si los consumes con cuidado, pueden ayudarte a reducir tus antojos.


7. Prepárate para realizar un cambio completo

El azúcar está tan impregnada en la vida de las personas, que cuando tomas la importante decisión de eliminarla, debes hacer un gran cambio. Lo que nos solo significa tener la fuerza de voluntad para decir que no cada vez que te asalten las ganas, si no también cambiar los productos y alimentos con los que te rodeas. Asegúrate de no tener azúcar en la palma de tu mano y todo estará bien.


8. Ten paciencia

Puede que sea difícil al principio, sobre todo si tienes una relación más seria con el azúcar que el común de las personas. Pero lo importante es que estás tratando de hacer un cambio en tu vida, a pesar de lo muy satisfactoria que pueda resultarte. Sin embargo, si consideras que tu problema se está saliendo de control, nunca es tarde para pedir ayuda y consultar con un especialista.



http://www.upsocl.com/estilo-de-vida/8-pasos-para-superar-la-complicada-relacion-que-tienes-con-el-azucar/