25 fastidiosas cosas que entenderás si tuviste unos padres muy estrictos pero que agradeces


El sermón por cada error valió la pena.

Todos los que nos criamos con padres estrictos sabemos bien que nuestro futuro siempre fue su mayor y única prioridad. Quizá peleábamos mucho y más de una vez la situación fue injusta, pero dejando a un lado los malos ratos, nada se compara con todos los aspectos positivos que nos dejaron. Los padres estrictos no son malos, sin embargo, eso lo entendemos cuando crecemos.

Si te sientes identificado con los siguientes puntos, eres de los míos:

1. Tus padres son expertos en amenazas creativas

Te dicen algo así como “yo sé todo lo que haces porque tengo ojos en todos lados”.


2. Te das cuenta que sus amenazas son imposibles

Es imposible que tenga ojos en todos lados…


3. Siempre te ponen límite de personas en las fiestas

Solo puedes invitar hasta 10 personas. Lo que no saben es que igual llegarán 50.


4. Si haces la fiesta en casa compran todo

Igual te aman y como prefieren que estés en casa, te dejan como rey ante tus amigos.


5. Lo máximo que puedes negociar es media hora más de llegada

¡A las 12 te quiero aquí!


6. No rompes las reglas porque luego te harán sentir mal con los sermones de moral y ética

Prefieres llegar a la hora y hacer todo bien para que no empiecen con eso de “te lo hemos dado todo y tu nos pagas así”.


7. Tienes establecidas tus tareas en casa

Te resignaste, haces todo lo que te digan en cuanto a los quehaceres del hogar.


8. Tu habitación debe estar ordenada SIEMPRE

Siempre es SIEMPRE.


9. No puedes estar a solas con alguien en la habitación si es del sexo opuesto

En la sala, mejor. “Donde mis ojos te vean”.


10. Mucho menos cerrar con llave

Eso nunca… No importa si eres hombre o mujer, con padres estrictos es lo mismo.


11. Si no les haces caso se molestan y te dan sermones sobre el respeto

“Hijo, debes hacer las cosas bien. Después te las tendrás que arreglar solo”.


12. Pero luego se les va el enojo

¡Te amo otra vez!


13. Ya eres un experto en manipulación

Aprendiste a hacer lo que quieres sin que te descubran.


14. Sabes que decir, cuándo y cómo

Lo tienes todo bajo control… O eso crees.


15. Nunca te prestan el coche

No es que no confíen en ti, no confían en el resto… Y tú, sin coche #forever.


16. O casi nunca…

Cuando te lo prestan te sientes como el rey del mundo y piensas: “La relación con mis padres está mejorando”.


17. Si sales con el coche te llaman a cada rato

Pero luego te llaman a cada rato… Después de todo, tú eres el bebé y el coche también.


18. Cuando te vas de viaje quieren tener los datos de TODOS

Literalmente de TODOS por “si te pasa algo”.


19. Te llaman a cada rato para saber cómo estás

Eres el único que le debe explicar a sus padres qué anda haciendo con sus amigos.


20. Cuando se te pasó la hora de llegada te bombardean el teléfono con mensajes

3 llamadas perdidas y 6 mensajes de papá.


Ryan Schocket

21. Te repiten la frase ” no soy tu amigo, soy tu padre/madre”

Tu quieres tener más confianza, pero ellos dicen que los padres están para ayudar y corregir.


22. O “algún día me lo vas a agradecer”

Les dices que así nunca tendrán una buena relación, pero ellos aseguran que lo hacen por tu bien.


23. Si haces algo malo, el sermón sobre los valores es de una hora

Una hora de charlas sobre la vida y lo que debes hacer y no.


24. A veces quisieras tener otros padres

De pronto estás harto de ellos y quisieras tener padres menos preocupados.


25. Pero luego te das cuenta que siempre tuvieron razón en CASI todo

Luego, un buen día, te das cuenta que gracias a ellos estás en el buen camino y lograste cumplir tus sueños. Tenían razón en todo, menos esa vez que no te dejaron ir a esa fiesta histórica en la que pasó de todo.

¡Un aplauso para los padres estrictos pero geniales! 



http://www.upsocl.com/relaciones/25-fastidiosas-cosas-que-entenderas-si-tuviste-unos-padres-muy-estrictos-pero-que-agradeces/