20 años después, se resuelve en Gales el misterioso crimen de un cuerpo sin pies ni cabeza


Y el asesino ahora está libre.

Hace pocos días, un paseador de perros decidió desviarse un poco de su camino habitual cerca de la represa ubicada en la ciudad de Westwood, al sur de Gales. Algunos de los perros comenzaron a actuar extraño y luego de dejarles seguir un rastro, se encontró con una escena de pesadilla: En el agua asomaba un torso humano, mutilado, sin sus extremidades o su cabeza.

El hombre inmediatamente llamó a la policía y, gracias a un examen de ADN, pudieron identificar el cadáver como Sandie Bowen, una mujer que había sido asesinada hace más de 20 años.


Wales News

Sandie, que en ese entonces sólo tenía 54 años, desapareció en su casa en Monmouthshire, una ciudad a 54 kilómetros de Westwood, en agosto de 1994, horas después de que su esposo escuchara en el bar que su mujer le engañaba.

El hombre confesó su crimen, pero aseguró que nadie encontraría el cadáver.

El juez que leyó su condena lo describió como un acto particularmente cruel.


Wales News

La hija de la difunta, Anita, fue quien llamó a la policía en 1994, tras encontrar los anillos de su madre en un basurero. A pesar de eso, conservó su fuerza de carácter y se convirtió en un apoyo para familias con niños de capacidades diferentes. 

“La policía dice que envolvió a mi mamá con tarpaulin y la sacó rodando por las escaleras”.

El asesino, Michael Bowen, fue puesto en libertad el 18 de Febrero del 2015.


Wales News

Anita -que no ha visto al hombre en más de una década- declaró que su familia está en paz por fin, tras haber encontrado a su madre, aunque están pendientes de lo que puedan decir los forenses sobre su causa de muerte.

¡Un terrible crimen!



http://www.upsocl.com/mundo/20-anos-despues-se-resuelve-en-gales-el-misterioso-crimen-de-un-cuerpo-sin-pies-ni-cabeza/