16 fotografías que muestran a la perfección cómo es vivir con amigos vs. cómo es vivir con tus padres



Irte de la casa de tus padres es un gran paso, sin embargo, hay muchas cosas que ni siquiera te imaginas que pasarán. Como que los platos y la ropa sucia se acumularán hasta llegar a niveles insospechados, o que cada vez que abras el refrigerador no encontrarás nada decente para comer. Eso sí, no hay otra forma de aprender a cuidar de ti mismo, así que acepta esta experiencia con todas sus enseñanzas y dile hola a la libertad y adiós al calor y la abundancia de la casa de tus padres.

1. Dicen que el precio de la libertad es alto… y aunque al principio no lo entiendes o no te importa


2. Con el paso de las semanas empiezas a ver cómo la situación se pone más crítica y lo diferente que era vivir con tus padres


3. Con tus amigos, estos son tus snacks para la semana. No hay presupuesto para comida saludable y probablemente los compraste con descuento


4. En casa tus padres te compraban lo que quisieras y en grandes cantidades


5. Lo más ordenada que puede a llegar estar tu nuevo hogar es así


6. Nada que ver con el orden inmaculado que mantenía tu madre


7. Así se ve el refrigerador de la casa que compartes son 3 amigos más

enhanced-24661-1463759114-2
Imgur

8. Por otro lado, este es el refrigerador en casa de tus padres

enhanced-14036-1462992095-1
A Serving of Sociology

9. Usualmente estos son tus almuerzos para la semana


10. Mientras que cuando vas a visitar a tus padres te espera esto…


11. Por más que tratas, ni tú ni tus amigos logran motivarse lo suficiente como para lavar la loza de la semana pasada


12. Mientras que tus padres prácticamente empiezan a lavar los platos antes de que los ensucies


13. Y hay que admitir que lo más probable es que terminarás comiendo pasta de un vaso una o dos veces en tu vida


14. Y ni hablar de la ropa sucia… porque se queda en el piso de tu habitación hasta que ya no puedes más con el olor (o hasta que ya no tienes nada más que ponerte)


15. Y aunque a veces extrañas las comodidades de tu hogar…


16. Hay que reconocer que no podrías llegar a casa de tus padres y emborracharte con unas cuantas botellas de vino después de un largo día

¿o sí? Da para pensar…




Categorias: Estilo de vida, IA – Etiquetas: