10 consejos para navegar de forma segura las próximas vacaciones de Semana Santa


Las vacaciones de Semana Santa se acercan y con ellas los desplazamientos para aprovechar al máximo unos días libres que se llenan de fervor. Irse de viaje significa abandonar nuestra conexión wifi habitual, y más de uno acabará utilizando una red pública para enviar fotos a los contactos, busca información por internet o responder a algún correo electrónico o gestión urgente. Sin embargo, hacer uso de estas redes tiene sus riesgos, ya que el administrador o algunos de los usuarios conectados puede emplear distintas técnicas para robarnos información. Te damos unos consejos para que puedas emplear las conexiones wifis públicas de forma segura y que ningún ciberdelincuente te arruine las vacaciones.

Comprueba que es una red legítima

Uno de los mayores riesgos a la hora utilizar una red wifi pública es que esta no sea legítima, sino que se trate de una conexión creada por ciberdelincuentes para hacerse con nuestros datos. Con el fin de engañar al usuario, lo más habitual es que le pongan el mismo nombre que otra red que se encuentra en el mismo rango de señal, que no pidan contraseña y que creen una página de inicio engañosa que hace pensar al que se conecta que navega por el wifi de una gran cadena de restauración o de un centro comercial.

Para evitar esto, y siempre que tengamos dudas, lo mejor será preguntarle a los dueños de la cafetería, restaurante o centro comercial cuál es la red correcta o si realmente disponen de wifi.

Navega por webs seguras

Cuando se navega por una red pública hay que hacerlo siempre a través de sitios web en los que la información esté cifrada, por lo que tenemos que comprobar si emplean el protocolo HTTPS. Para ello, basta con fijarse en la barra de direcciones: si la dirección de la página web aparece encabezada por un “https” y junto a ella vemos un candado verde, la navegación es segura. Páginas web como Facebook o Google la incluyen por defecto, pero no sucede lo mismo con otras webs. Así que si este protocolo desaparece desconéctate del wifi público o, al menos, evita esa página. También conviene emplear para estos casos un navegador como Firefox, que te avisa cuando una web no es segura y te impide acceder.

Asegúrate de que tus dispositivos están actualizados

Antes de entrar en ninguna red wifi pública conviene comprobar que el sistema operativo y el resto de aplicaciones están convenientemente actualizados. Acceder con alguna herramienta desactualizada implica que estamos expuestos a agujeros de seguridad por donde los ciberdelincuentes pueden colarse. Por ello, hay que cerciorarse de que todo está en orden y al día; si no es así, y aún necesitamos conectarnos, habrá que andar con más precaución de la habitual.

Hazte con un buen antivirus y un cortafuegos

Además de tener el equipo actualizado es necesario contar con un buen antivirus que nos proteja de todo tipo de ‘malware’ malicioso. Como medida de protección extra también conviene contar con un cortafuegos que bloquee los accesos no autorizados a nuestro equipo por parte de otros usuarios de la red. Soluciones como Vodafone Secure Net protegen los dispositivos y la privacidad del usuario frente a ataques de virus, programas espía, intentos de suplantación de identidad o cualquier otro software malicioso. Y todo esto sin hacer nada, solamente conectando tu teléfono o tablet a la red móvil de Vodafone.

Usa una red privada virtual (VPN)

En la medida de lo posible, al utilizar el wifi público es conveniente estar conectado a través de una red privada virtual (VPN). Con esta tecnología le damos a todo nuestro tráfico una capa extra de seguridad, ya que todos los datos que se envían y que se reciben pasan cifrados entre el servidor del VPN y tu dispositivo. Es decir, una conexión VPN lo que te permite es crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet, de ahí lo de “virtual”. Así que si planeas usar muchas redes públicas durante tu tiempo fuera de casa puede que compense pagar algunos euros por un buen servicio VPN.

Desactiva la opción de compartir archivos

Otra buena precaución consiste en desactivar la opción de compartir archivos en línea. Esta opción, muy útil cuando usamos el mismo ordenador en casa y en el trabajo o cuando queremos emplear documentos creados en uno y otro sitio indistintamente, se convierte en un peligro en las redes públicas, pues expone nuestros archivos a terceros si no tenemos mucho control sobre los parámetros de privacidad en la compartición.

Conéctate a una red con seguridad WPA o WPA2

A la hora de conectarse a un wifi compartido, lo mejor es evitar redes totalmente abiertas y con seguridad WEP. El WEP (Wired Equivalent Privacy) fue el primer estándar de seguridad para redes wifi, pero su protección es demasiado débil y ya ha sido superada por otros protocolos como WPA y WPA2. Por ello, siempre habrá que conectarse a redes con estos protocolos y que, preferiblemente, nos pidan identificación.

Evita usar páginas web con contraseña y usuario

Aunque usar Facebook y el correo electrónico sea uno de los primeros impulsos cada vez que nos conectamos, lo mejor es evitar el uso de páginas web que nos pidan contraseña y usuario. Los ciberdelincuentes pueden robar nuestras ‘cookies’ las piezas de información enviadas por un sitio web y almacenadas en el navegador del usuario y emplearlas para acceder a nuestras cuentas en redes sociales y otros servicios. Ni siquera necesitarán la contraseña en sí, con las ‘cookies’ muchas veces es suficiente. Si no se puede evitar el uso de estas páginas, lo que hay que recordar obligatoriamente es cerrar la sesión, haciendo así que las ‘cookies’ expiren y no puedan ser empleadas por atacantes maliciosos.

Activa la autentificación en dos pasos

Como precaución complementaria, también es aconsejable implementar la autentificación en dos pasos. De esta forma, cada vez que nos conectemos a una red no habitual, el servicio al que queramos acceder nos pedirá una segunda barrera de protección. Por ejemplo, al introducir nuestro usuario y contraseña para Gmail en un ordenador que no es el habitual, nos puede llegar un mensaje a nuestro teléfono con un código, entre otros métodos disponibles, para entrar a nuestra cuenta.

No realices transacciones ‘online’ a menos que sea estrictamente necesario

Compras, gestiones bancarias y cualquier otro tipo de acción que implique usar tu cuenta o los datos de tu tarjeta es muy peligroso durante el uso de una red wifi pública, ya que los ciberdelincuentes podrían robar tus datos y emplearlos para sus propias transacciones electrónicas. Únicamente si usas una VPN y, si es estrictamente necesario, podrás realizar este tipo de navegación. Y siempre con soluciones de seguridad instaladas como la mencionada Vodafone Secure Net, que, entre otros, te protege frente ataques de ‘phishing’, cuyo fin es robar tus datos personales, como el número de tarjeta de crédito y contraseñas, pues se hacen pasar por una página fiable, como la de tu banco por ejemplo, para engañarte y así les des tus datos para después suplantar tu identidad.

Siguiendo todos estos consejos, y con un poco de sentido común, utilizar las redes wifi durante las vacaciones de Semana Santa no supondrá ningún riesgo. ¡Feliz navegación!


Con información de Vodafone, CNET, Digital Trends, Heimdal Security, Daily Dot, Karpersky Lab, Forbes, PC World, Gizmodo y Yahoo. Las imagénes son propiedad de Alan Levine, Ricardo Bernardo, Sean MacEntee, Håkan Dahlström, Ellen Forsyth, Yahoo, Johan Larson, Wesley Fryer, bfishadow, Rober Cause Baker y Yahoo.

Otras historias para estar conectado:

–Qué es el Ransomware y cómo proteger sus comunicaciones

–Los desafíos de la ciberseguridad en la era del Open Data

–La robótica española cruza fronteras: “Negociamos a un nivel más serio”

–Diez divulgadores de la naturaleza que nos enseñaron a amar la vida salvaje



https://www.cookingideas.es/navegacion-segura-20170307.html